¿Qué son las pruebas de antígenos?

Durante estos últimos años una palabra que se ha quedado dentro nuestro vocabulario es prueba de antígenos. Muchos de nosotros hablamos de este tipo de pruebas casi de manera natural, pero ¿alguna vez te has puesto a pensar qué son exactamente la prueba de antígenos?

¿Qué son los antígenos?

Primero, debemos saber qué son los antígenos. Un antígeno es cualquier sustancia que provoca que nuestro Sistema Inmunitario genere anticuerpos contra sí mismo. Esto quiere decir que el Sistema Inmunitario no reconoce la sustancia y está tratando de luchar contra ella.

Así, un antígeno puede venir del medioambiente, sustancias químicas, bacterias, virus o polen. Aunque también un antígeno puede producirse dentro nuestro cuerpo.

¿Para qué sirve una prueba de antígenos?

Una prueba de antígenos nos sirve para saber si una persona es o no un caso confirmado de SARS-CoV-2. Si la prueba da positivo entonces estamos frente a un caso confirmado.

La facilidad de su uso, que veremos después, hace que de manera inmediata podemos reconocer un caso y podemos aislar a esta persona tomando todas las medidas sanitarias correspondientes iniciando el tratamiento correspondiente.

Sin embargo, es necesario tomar en cuenta que un resultado negativo no descarta de manera total la presencia de SARS-CoV-2 en la persona. Para esto será necesario realizar otro tipo de pruebas de laboratorio con resultados más exactos.

¿Cómo funciona una prueba de antígenos?

Las pruebas de este tipo utilizan el método de flujo nasal (tiras reactivas inmunocromatográficas rápidas) muy parecidas a las que usamos en las conocidas pruebas de embarazo. A partir de este procedimiento se pueden detectar la presencia de ciertas proteínas del virus.

En este caso, el funcionamiento de prueba de antígenos es similar a cualquier otro test de autodetección. Para saber cómo se usa esta tira que viene en un envase de plástico sigue la lectura.

¿Cómo se realiza una prueba de antígenos?

Lo primero que debes hacer es colocar la tira reactiva en un lugar seguro. Para que la prueba entre en funcionamiento debes echar una cantidad gotas de la muestra. La muestra se recoge del frotis de la parte interna de la nariz o de la garganta, lugares donde encontramos una mayor cantidad de carga viral.

A continuación, la muestra se aplica en el dispositivo y se mezcla con un conjunto de sustancias que contienen los anticuerpos específicos para las proteínas del virus.

Si la banda se pone de color significa que el resultado es positivo. Esto debido a que los anticuerpos se han unido a las proteínas del SARS-CoV-2 de la muestra. En cambio, si no aparece una línea de color el resultado es negativo, cosa que como dijimos antes no descarta de manera total la presencia del virus.

Si deseas obtener más información actualizada sobre medicina y salud te invitamos a que visites la plataforma de Boehringer Click. Este es un programa para la educación dedicado a especialistas médicos donde las nuevas tendencias y tecnologías tienen un espacio privilegiado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.